Olvidándome de mi para ser más otros.

Mientras; he vivido.
Ahora abro el libro
por la pagina marcada,
donde dejé el beso
en la piel mojada.

No he perdido nada,
voy releyendo cada hoja,
que por tiempo marchita,
ahora, riego mientras sonrío.

Me cuenta lo que hace
con quién ha estado,
dónde viajó y lo que en futuro
cercano su alma desea.

A la par, lunezco,
olvido mi memoria
de este tiempo mío;
mimetizo con mi imaginación
a cada relato, con las personas
que ha vivido;
me imagino que soy todas ellas,
para juntar la época que las saetas
del tiempo, ha separado por opacidad
del conocimiento.