Adolescente Pulgarcito

Para no perderme,
hice como en el cuento,
dejé por su cuerpo,
mordiscos,
y desandarlos para
llegarme hasta sus brazos.