Volando sólo en medio del abismo.

Como el hielo
en vaso de agua
caliente.

Giraba su corazón
para verlo fundirse
en el calor de la muerte.

Sólo, solo
se inició en un extraño
rito
en el que se infligía
un vacío brutal,
en el que lo único
que vivía era su pasado.

Corazón de hielo
en vaso de agua caliente.

Toda su ilusión
cayó
desde lo alto
de la azotea
de sus sueños
estrellándose
contra el suelo
plagado de cielos.

Salpicó
agua caliente.

Desparramó
su soledad
por el mundo.
                                          A Sergio Perez (Buzo)