Guerra sin pie.

Yo tan solo imagino
que algún día alguien
tire una bomba
y destruya el mundo
tal y como lo conocemos.

Que se declare una guerra brutal
y degenerada.

Me gustaría que todo acabe
como al principio.

Cuando nadie tenía nada
y el techo tan solo era una manta.

Pero es mucho pedir para tan poca
imaginación.

Quizá algún día me vista de rojo
y por fin salga mi espíritu terrorista.