Si la vida fuese un giro de angustia, agarraría un manojo de almas para escupirlas

Templé mares de plata
para aspirar la espuma
vengativa de su ola,
nada me ha hecho tan feliz
como la muerte y la imaginación.