Cobardía popular.

Todos vemos lo mismo,
nadie habla.

Nunca imaginé que el silencio
fuera la lengua cercenada
de los ojos.

Ridícula sociedad íntegra,
huye la verdad 
cuando es unidad
de ojos que hablan.