Bostezando sin vida

Cuanta poca libertad,
trae la medida del paso.
¡Cómo no me gusta
saber
que 
vive
su
b
e
l
l
e
z
z
a!....

sufro,
cada segundo
esta noche
que la imagino
en las estrellas
y no en mis brazos.
Me crujen
los huesos
cuando
b
o
s
t
e
z
o.