Duchandome a oscuras

No encendí las luces,
y dejé correr el agua
por mi cuerpo.

Caliente, casi hirviendo,
sintiendo que me arranca la piel
a tiras.

Añoro no tener alcohol,
para echarmelo
por la cabeza.

Tanto bien,
no me lo merezco.

Cierro el grifo.
Espero que la muerte
me seque,
ojala se atragante
con mis deseos.