Si me amaras tres veces, la intensidad sería cien años por micro-sonido.

Culpable de verano,
el calor místico
es renacer entre sus dedos.

Mientras ocurren las estaciones,
y el frío y el calor juegan
con las temperaturas;
bajo tus bragas,
ocurren todos los huracanes.

Amor: mi lefa,
mi leche,
mi esperma,
mi semen...
es el tsunami que tanto temes.

He visto como tragas el sorbo
de café,
o de vino,
incluso la ensalada pasada de vinagre;
los parques acuáticos,
disfrazan leones de tigres albinos.

Mi espuma es la vida de tu sistema
linfático.