Siestas de vigilia, bostezadas de espanto.

Si has venido
a joder, no seas
tonta y quedate
un poco más;
que prefiero
tu jodienda, a estar
tirado a solas
en el sofá.

Quedate hasta el daño
que viene;
serás mi juguete de reyes.

Bebete mi cerveza,
eructa en mi cara
tus risas.

Si has venido a joder...
No seas tonta; quedate
para siempre de una puta
vez.