¿De dónde?

Ahora quiero más.
ahora es el turno
de mi chocolatina.

Ahora es la oportunidad,
del caminar entre
cerdos, viento
y brisa de podredumbre.

Es mi ciclo,
tengo el brazo roto
y el reloj desafinado,
cada segundo
llama a la muerte,
cuando no es su turno.

Espera que no he acabado...
bajo mi almohada, sólo tengo,
dos monedas...
céntimos de mierda,
que se restriegan en mis sueños.

No, no, no, no lo sabes...
aún no te has dado cuenta,
no tienes idea, de mi propio odio:

Nosabescomomuerdo,nosabescomomuerdo.


Nosabescomomuerdo,nosabescomomuerdo.
Nosabescomomuerdo,nosabescomomuerdo.





Y ahora...mestoymuriendo.