Sabor.

A todas horas,sin descanso,
sin minutos ni hueco,
entre las costuras
que recose la palabra,
tengo tu sexo,
alborotado en mi boca.