Plantillas de zapato, húmedas de destino.

Tengo una sensación de muerte
dentro del cuerpo,
que el mundo se queda enano.

Hay un trozo de cerebro,
que no es mío,
y domina mis días.

Quisiera acabar,
con lo que me gusta,
pero lo necesito.