Llegué tarde a clase, y me castigaron en el pasillo por siempre.

Así como miro,
recibo en la mácula
de mi propia imagen;
tu imagen,
de lagrima absoluta.

Así es como te quiero,
con la percepción,
exacta y minúscula,
de lo percibido en lo conciso.

Papel de estas letras,
es el justificante del colegio,
las ganas de quedarme en ti,
y que me ponga falta de asistencia,
el universo.

a Laura Bettonica.