Tiempo rascado

La luz sobre la luna,
esta noche, es noche
inexorable.
Agarra este poema
por su mano,
que es un verso
de tu destino,
baila bajo el reflejo
de la luna,
emborráchate con su
mecedora de versos,
en la que cada letra es
una  nota,
un tempo,
cada estrofa
un estribillo
sobre la inocencia
de tu ilusión,

Caerá en tu memoria
como la noche inexorable,
como los sueños
de los arboles
que se deshojan
en otoño,
y dejar a los nuevos,
salir desde sus ramas,
que rascan el aire:
cosquilleando
el tiempo canoso.