Tirando monedas al cielo.

Tengo guardados
tres momentos,
que olvidé vivir.

El deseo es fuerte,
pero el tiempo
va hacia delante.

Ya imagino que serán más,
pero los minutos,
son canciones
que tarareo
y aunque pasen,
queda una melodía,
que silbo de manera inconsciente.