El parpadeo del hombrecillo verde.

Me gusta observar
la gente, como cruza
la calle, justo cuando
el semáforo,
está a punto de pasar
a rojo.

El parpadeo del hombrecillo
verde, anuncia que se acaba
el tiempo.
Ellos y ellas, corren apresurados
a la otra orilla.

Es como si murieras
y desearas hacer algo
en el último momento
que olvidaste hacer,
o dejaste arrumbado.

Aprovecha la hierba,
aprovecha el mar,
aprovecha las calles
aprovecha los bares,
la risa y la tristeza también.

Aprovecha al hombrecillo
verde antes de su parpadeo,
antes de que un diablillo
rojo, lo mate;
y este  te guiñe un ojo
justo a mitad de paso.