Reacciones contra Rabias.

Puede ser.
Pero no suele ocurrir.

Hablo del momento
que solventamos
imaginando.

No de la vida
que nos complicamos,
deambulando.

Ahora existen
problemas;
pero no muchos más
que los que encontraremos
cuando intentemos solventar
las cuerdas plagadas de nudos.

Siempre ha sido para mi
una solución
quedarme quieto.

Permanecer tumbado,
observando
como aguantar
contra las cuerdas
es lo mejor, para después
una vez en pie
tras la tormenta...
saber atarme los zapatos.