Resacas de dolor, amor como una boya.

La pena, es la verdad,
el dolor, es la verdad,
el tiempo, es la verdad,
la vejez, es la verdad,
la muerte, es la verdad,
la depresión, es la verdad,
el odio, es la verdad,
la guerra, es la verdad,
la bala, es la verdad,
el insulto, es la verdad,
el miedo, es la verdad,
la distancia, es la verdad,
el llanto, es la verdad,
la soledad, es la verdad.

Hundirte es la verdad,
atravesar un bosque oscuro
es la verdad;
perder todo, es la verdad,
no saber donde estás, es la verdad,
verte en espejos rotos, es la verdad.

Todo en la vida es verdad,
el espíritu, la sangre, todo es verdad.

Todo es verdad, porque en la verdad
encuentras el átomo de esperanza,
minúsculo, pequeño, como una lagrima,
como una gota de lluvia,
como una risa a carcajadas,
tan pequeño como lo bueno,
tan poderoso como nada;

esa es la verdad,
siempre gana el amor,
y te atrapa cuando miras
al frente, buscando el momento,
que en su poder,
fue una verdad apabullante,
atropellando tu pecho
y sacando tu ánimo.