Capitulo solitario de dolor confuso.

Suspira y lee.

Embebida en la lectura
no es consciente del viento
que le mueve el pelo.

Dentro de su pecho,
en esa caja, corren las aventuras
que las letras describen.

Suspira,
gesticula,
mira al horizonte...
dibuja un mar
en medio de la ciudad
decadente.

Como cerrada al mundo
pero con el corazón entreabierto
descifra el infinito con el número
de páginas.

Suspira y lee,
la vida es un libro,
vivir una lectura.