Tentando al universo, a retar mi locura.

Desacuerdo, sin duda.
El resto del mundo
se destroza en besos.

Sin embargo nunca
renuncio a espiar
al mundo, por el agujero
de la cerradura.

He imaginado tanta partitura
que fabrico mundos
sin esa estúpida sordera.