Coralmazón "el triste"

Interior Taberna de Frank el Tuerto.

Somos tres tipos.

Frank.
Cooper.
Coralmazón.

Yo estaba con mi cerveza
rancia esa que todo lo cura
cuando la meas.

Y un tipo mira al frente
como si el frente
no tuviera final,
la mirada más triste
que he visto nunca.

PSS EH- le chisto.
el tipo me mira.

Hola-
el saludo le sale
como una bocanada
de humo de pólvora
mojada.

Cómo te llamas?- le pregunto.
Coralmazón-contesta
Coral... qué?-digo
Coralmazón-
Joder, que coño de nombre
es ese? pregunté.
Eso es lo mismo
que me he preguntado
siempre.
Parece la mezcla
de corazón y alma ¿no?
dijo Frank.

Lo es- contestó
Y a que te dedicas? pregunto Frank.
Hubo un tiempo que hacía
muchas cosas ahora ando
algo parado.-

¡¡Puta Crisis!!- digo.
CALLA COOPER!!- arenga Frank.
pero chico pareces muy triste
algo debe pasarte- Frank es buen escuchante.

Nada, solo que hace tiempo
me patearon las manillas
de mi reloj.-dice Coralmazón.

A mi me patean y me lío a hostias-dije.
CÁLLATE COOPER-ordena Frank.
Vale, vaaleeee!!!!-


Bueno uno ha de quejarse
cuando tiene el derecho
y callar
cuando el silencio
administra su dolor
para tragar las penas
de su equivocación-

Pues a mi me administra
el dolor.- dijo Coralmazón.

¡¡Pues ese me toca la polla!!-dije
QUE TE CALLES COOPER!!-
otra vez Frank.

Y dime Coralmazón
es pena de amor?

Sí, era poeta y escribía
hasta que lo abandoné
por una chica que dejé
escapar.

¡¡BAH peces en el mar hay muchos!!-dije
COOPER QUE PESADO ERES!!!.
Vale Frank.- dije.

Y alguna vez le escribiste
a ella?-preguntó Frank.
Sí muchas-
Y no tuviste respuesta?-
Sí, todas pero fui tan torpe
que no vi donde ella miraba,
no supe mirar en la misma
dirección.
Y no llevas algún poema
para leernos a mi me gusta
la poesía mucho...

Fui a soltar una parida
de las mías pero Frank
me miró con el ojo
malo y preferí callarme.

Sí, aquí llevo una ¿la leo?.-

Por favor Coralmazón,
ten la bondad.-Apreció Frank.

El tipo se levantó
del roído taburete
parecía que
se estuviese derrumbando
a cada segundo
era como si
su propia respiración
lo acuchillara
desde dentro sin piedad.
En el fondo me daba pena.
Entonces sacó un papelucho
arrugado del bolsillo
de su chaqueta
y comenzó
su recital con la voz
astillada
y ebria de soledad
acólita.

ACTO I
ESCENA I

(Coralmazón "el triste"
con la ropa carcomida
y vieja por su soledad
recita un poema desde
su interior que no pasa
de su piel)

Intentando escribir
un poema en el arcén
de una carretera
cochambrosa
que une dos polígonos
donde los obreros
y los camioneros
escupen y mean al suelo...
ese que besaría
si tu lo pisaras

Intentando dar forma
en medio de esto
para salir corriendo
y hacer de mi corazón
tu llavero

Escribo este poema
retorciendo el cielo
con mis palabras
y viendo en ti
eso que nadie sabe ver

sabiendo leer
entre tus costillas
para hallar al sesgo
el secreto de mi vida...
y la pena se me escapa
como el agua
entre las manos

Intentando escribir
un poema en medio
de una carretera
cochambrosa...
y mientras los niños
comen helados...

yo deseo que tus labios
marquen todas
mis fronteras
y descubro
el alma de tu deseo
que siembra en vida
dragones de asfalto,
flores en las esquinas.

TELÓN
FIN

no lo pude evitar...

VAYA MIEEEERRRDAAA
DE POEMA JAJAJAJAJA
NO ME EXTRAÑA
QUE NO TE HICIERA
NI PUTO CASO!!
JAJAJAJAJAJAJA
HAY QUE SER GILIPOLLAS
JAJAJAJAJAAJA!!!!

Frank agarró una escupidera
donde echa las babas
de su tuertez
y me la tiró
a la cabeza
Animal insensible!!!- me dijo

me limpié las babas
con la cerveza.

No le hagas caso a Cooper
nació, vive y morirá
gilipollas.
El poema es tremendo
no se que ocurriría
pero no te dejó
por la escritura.

Lo se, el error
fue mío
convertí la esperanza
en impaciencia
y la impaciencia
en desesperación

Suele ocurrir Coralmazón
a las personas como tú
siempre les ocurre
el mundo de ahí
fuera es duro
para la gente sensible.

Gracias por tus palabras Frank-dijo Coralmazón.

Vaya dialogo que tenéis de sensibleros
dan ganas de tirarse un chorro
de pedos...
Anda dame más cerveza tuerto imbécil.-dije

Frank me puso la cerveza,
miró a Coralmazón,
el reloj de Frank
tañó sus diecisiete campanadas

Entonces pregunte a Coralmazón
Oye y con eso de poeta...
se gana mucho?

No.- contestó
el poeta siempre pierde.