Recuadros con óleo de vasos colmados.

Ocho recuerdos,
para un solitario
caído a plomo.

Como la escoba
barren dañando todo,
mientras olvidan.

Nunca imagines
lo que ya posees,
caerá a solas.

El fuerte viento,
despeina el movimiento
interesante.

Yacen muertas
ideas imaginadas,
senectas, enterradas.

El vino tinto
posee toda la sabiduría,
mañana atardecerá
con el rojo de tu boca
sobre el mundo,
ahora mismo
esta madrugada
tiene ya el color
de tus sueños.