Imaginaciones dentro de mis estigmas.

Sube y baja,
mi universo estable
en una partitura dislocada.

Mientras bebo a solas
imagino su nombre pintado
por todas las paredes.

Es tiempo de sequía,
momento de gotear,
dejar de correr por las calles.

Dormiré con las luces encendidas
para mostrar el camino,
para que vuelva como antes
a esta estancia sin plantas,
páramo vacío sin palmeras.

Raja abierta que oculta
la verdadera herida.