Embrago en punto muerto. Acelero siempre en garajes del tiempo.

Criminal
en estado gaseoso,
voy respirando
esas respuestas
lanzadas por los demás.

Siempre llegaré tarde,
a la cita del pensamiento,
porque la reflexión
va más lenta
que la bomba de mi pecho.