Ebriedad social hacia las necesidades que nos degeneran.

El vacío
ocupa su parte
en nosotros.

Es por esto
la necesidad
de llenarlo.

Buscar faltarle 
el respeto,
a lo que por naturaleza
nos pertenece,
sin nada a cambio.