Camuflaje de hojas negras.

Me arrastro
al lugar más recóndito
de la miseria.

Bebo allí
en bol
el jugo de las bilis
que la vida exprime.

Me agencio
la venta de los
torpes suicidas,
descubro que todo
dulce es el chocolate
de la muerte
para entrar despacio
en la agonía.