Falsa estructura de los resultados.

Desconoce
todos tus actos.
Reencuéntrate con ellos
en la noche tranquila.
Así podrás valorar
que enloquecido
bajo la oscuridad
el aliento es más justo
al imaginarte desnudo.