La experiencia del desasosiego y el arrepentimiento.

Es extraña la certeza,
conocer el fracaso
y reconciliarte
con él: una y otra vez.

Quizá, quizás,
algún día,
todo cambie,
y sea a mejor.

Como el payaso
de circo,
que fuma a escondidas
y mira en sus horas
libres a la infancia perdida;
así es la reconciliación humana,
encajar el fracaso
mientras da la espalda
a la inocencia:

Quizá por miedo a la verdad,
quizás por todo lo demás.