Despertar a la realidad, es vivir en el mundo que no compramos a los que intentan crear un mundo distinto al que nos pertenece.

Sueño contigo
en medio de un prado
verde,
repleto de naranjas.

Como si soñar
fuese un zumo
que desayuno
al mirar el horizonte.

La verdad que nos piden
vive en el beso que damos.

Intento no tocar el suelo.
por eso vivo siempre en este mundo
y no en el de ellos.

Bebo como una bestia,
para huir de lo acuciante.

Bebo sin hielo,
bebo sin remedio;
por eso me exprimo
mientras duermo,
para derretirme
con tu beso.