Viaje al silencio

Cubiertas las estancias
solo nos queda
la duda acuosa
de no ser nada.

Imaginada compañía
que genera llaves
a todas las puertas,
se cansan las preguntas
de no ser resueltas.