Parnasos a un apolíneo desbocado.

Entra,
abre la puerta
estás a solas
ante el hastío.

Todo es de color
naranja,
cuando tus ojos
se cierran.

Arrancate un dedo
y tíralo a un precipicio
sin nombre.

Confundo
la linea de tus caderas
con el uniforme
que visten las praderas.

He alineado los ejércitos,
esta noche
voy a acabar con  todas las guerras.

Voy a hacerlo todo
sin tocar,
voy a hacerlo todo
interpretando.