Cuenta atras, k.o. desesperado.

Encuentro en mis días
tus gritos de anhelo,
sufro viviendo,
todo lo que te pica.

El sueño es asesinato,
del deseo.

Por esto boxeo
y pierdo,
en cuartos de baño,
noches extraviadas,
en las que beso
el suelo.