Cacheando tu pelo, voy encontrando sentido.

Conozco todas las noches,
esas que cuento con mis huellas
dactilares.

Intento dejar marca,
para volver sobre mis pasos.

Hay momentos en los que todo parece
vano,
entonces no esperes que la vida te sonría,
antes de que la muerte
te robe, sonríe y corre
hacia delante,
atrapando esos segundos,
que fabricas
con la esperanza perdida.