Tramando asesinatos, mientras siembro bulbos para verlos crecer.

Abúrrete esperando,
eso que no llega,
y tanto deseas.

Desesperate,
bebe cerveza,
maldice al cabronazo
que lo gestiona,
pasea, entra en los bares
como si entraras,
en cama ajena.

Mastúrbate,
ráscate la espalda,
córtate las uñas...

Tras esto, llegará,
entonces,
parecerá una mierda
todo el sufrimiento.

La desesperación,
habrá servido
de aprendizaje,
para continuar
sobreviviendo,
en esta carrera,
en la perra vida.