Pulpa verde, vida caída.

Vivir en la extensión,
finita de un páramo.

Cavilar en el tropiezo,
reflexionar con
esperanza.

Lo malo de vivir
es, en ocasiones,
el hollejo,
pero siempre
se excreta,
o deshecha.