Matando desnudos, la confusión abyecta.

Todo se estrella,
choca y se destroza,
estrellado el ansia,
el ánimo...
estrellada la esperanza.

Tan estrellado todo,
que hasta en el infierno
del confuso abrir de ojos,
veo un cielo nocturno...
un cielo estrellado.