Ingiriendo bilis, apretando una esponja.

Me destiño,
envuelvo en lejía
todo lo que pienso.

Autoagredo mi ego;
vacilo a mi yo profundo.

Es la hora,
de matar las formas.