Imagino que comenzar es a la edad taitantos.

Imagino la soledad,
y me la creo.

En cualquiera de sus formas,
no es agradable si te atrapa.

Soledad es una especie de infusión
de todos tus miedos;
que acabas bebiendo.

Te arde hasta con hielo.

Sé que corres con un testigo
en la mano,
sé que te retuerces tanto...
que tus sabanas son un bocadillo
de soledad, que masticas,
con tu sueño blanco.

Sabes que sólo te encuentras,
solo en la ciudad... buscando