Salomón y las cáscaras de nueces.

Recuerdo no haber estado
en Boston...
ni siquiera encontrarme
tréboles al chupar,
la tapa del yogur.

Es posible encontrarte
en medio de una podredumbre
alicatada de dinero.

El futuro es el juego
del presente,
al exprimirte
para después,
soportar tus desidias.

Aun me queda cuando el amor
llega... y es como si
escuchara música de vinilos
viejos...cuanto más te pincho,
más identidad toman
tus gemidos.

Follar contigo,
es como si la justicia,
se compartiera.