Puente inexorable entre lo vacío y la muerte.

Transparencias,
espectros en la oscuridad
de nuestra existencia;
a veces mortales,
otras vitales.

Así es la esperanza:

un sueño que juega
a una rayuela,
con caídas al vacío.