¿Te imaginas que ocurriera? Entonces es posible.

Amar no es preconcebir
una colonización exacta.

Amar es parir los días
sin nostalgia del día anterior.

Amar es mirar el pasado
con valentía,
para llenarte de experiencia.

Amar es llorar tus decisiones
amadas,
y tus amadas decisiones.

Amar es saber que amas;
porque elegiste amar,
por encima de la elección
equivocada.

Amar no tiene fronteras,
ni paño,
ni vida,
ni muerte.

Amar sólo tiene
una verdad,
y una madurez
escrita por el mismo amor:
libertad y elección.

A la pequeñusa.