Regando la vida con imaginación torcida.

Pudro la tierra,
pudro la tierra,
pudro la tierra.

Todos los días son domingo tarde,
todos los días son domingo  tarde,
todos los días son domingo tarde.

Todas las  noches lunes por la mañana,
todas las noches lunes por la mañana,
todas las noches lunes por la mañana.

Pudro la tierra,
esto no es una oración,
si no un mantra,
en medio de la desesperación.

Pudro la tierra,
pudro la tierra,
pudro la tierra.