Entablo roturas mínimas.

Sangre de estatuas
limpian mañanas caídas,
recogen besos
desperdiciados de la noche.

Abro las puertas
con la ayuda de luces,
ahora inconsciente,
pienso en todo lo que puedo
y no hago, por desconsuelo.

Fracasar es la semilla fea,
que te siembras por inconsciencia,
al andar con freno.