Presas de odio y uranos.

No contengo
lo no entendido,
lo avispado,
es,
trasformarlo en río.

El sarcasmo,
un salvavidas diario.