En el rellano de tus huesos.

Tengo hechas las maletas.

Las he llenado de piedras,
sexo y tierra.

Voy a viajar de forma

P
E
R
P
E
T
U
A.

Quizá no venga, pero irás
por todas partes.

El equipaje no pesa,
el camino no es infinito,
la puerta de casa está abierta.

Anoche tuve una pesadilla,
un cuervo me huía,
un buitre me besaba.

Vendrás a todas partes,
me verás de lejos,
sabrás quien soy
por mi cojera.

Estaré asesinando relojes,
matando la espera.