Desmigando mi pene, mientras te observo.

Me apunto a ese extraño carácter tuyo,
puedo pagarte la mensualidad, con sexo.

Estar suscrito a tu vida, como un pasajero raro.

Esperar con ansiedad, la hora de la comida,
beber como un salvaje, mientras hablo.

Eres como una terapia extra-corpórea,
no entiendo nada, mas,
me excita lo indescifrable
de como huyes del fuego.

Sabes de mi pasión por la muerte,
has cambiado mi credo,
antes la quería, ahora la espero.

Prefiero que la belleza me suicide,
y tarde cien años en morir.

Hemos diseñado un comienzo,
todo lo demás, será relleno.