Ases, reyes y disparos contra la ruina.

Quiero el camino tuyo,
para lamer esos pasos
de reina de picas.

Camino por el azahar,
opulento y dionisíaco,
soy tu sátiro durante las resacas.

Ahora convertido en certeza,
huyo de los viernes,
me escondo tras la vida.

Tengo cortinas sucias,
con manchas de lejía,
mi esperma es una serpiente
que repta, y entra en tus agujeros,
imaginando que son cuevas.

Soy el pescador de naipes,
uso el mejor cebo y no picas.