Derramándome entre nosotros. Histeria en clave de sol.

Duermo a tu lado,
que es mi lado,
lado nuestro,
donde abrazamos
los lados que nos damos.

Es el lado salvaje,
el lado opuesto,
el lado interminable:
de los sueños despiertos.

Duermo a tu lado,
porque mi sueño
copia a la vida
del día despierto,
que va de tu lado,
al lugar que vamos
siempre juntos,
al lado, el uno del otro.

Lado viajero,
lado reverso,
lado anverso,
lado arriba,
lado abajo,
siempre al lado.

Cuando te marchas
y me quedo,
estoy a tu lado,
hagas lo que hagas,
es la fuerza del sueño
que tengo a tu lado;
para que sientas que estoy
a tu lado.

Juntos,
ladearemos,
como los ríos,
piedras en medio
del camino,
las empaparemos
con nuestros lados,
para darle la vida
de lo que soñamos.

Porque a tu lado,
la piedra es vida,
y a tu lado:
siempre sueño.

A Laura Bettonica.