Amenizado por la ingravidez.

Ahora que todo está disyunto,
disculpo lo no dispuesto.

Voy a navegar por una frontera,
medio sueño me espera,
correr es el arte de ir despacio
hacia la muerte.

En Dione no hay agua caliente,
solo vida demasiado quieta.